Implantes dentales

  • Con un implante dental podrás volver a comer sin dolor y de manera natural, además permiten evitar la pérdida ósea producida por la falta del diente.
  • Ayudan a repartir la carga masticatoria de forma más equilibrada protegiendo los dientes remanentes de desgastes excesivos y fracturas.

Recupera tu sonrisa de siempre

    • Mejorarás tu estética dental, ya que no se verán los espacios dejados por las piezas dentales ausentes. Un implante debe quedar como tu propio diente, con un aspecto natural. Además, aumentará la confianza en tu sonrisa y tu seguridad y autoestima.
    • La pérdida de los dientes influye en nuestro rostro y en nuestro aspecto. Los dientes dan soporte a nuestros labios y su posición determina el aspecto de nuestra sonrisa.  Al perder algún diente, los huesos de la boca se van atrofiando y se va perdiendo encía, con la consecuencia de que se acaban endureciendo los rasgos y aparecen arrugas prematuras.

Las carillas dentales de porcelana se emplean frecuentemente por razones estéticas ya que permiten unos dientes blancos y diseñar una sonrisa perfecta.

Las coronas dentales se usan para proteger un diente dañado (roto, desgastado o después de un tratamiento de endodoncia) y las coronas juntas en forma de puentes de porcelana, permiten rehabilitar estéticamente zonas donde faltan dientes.

Carilla dental

La carilla dental de porcelana, es una fina lamina de porcelana del mismo tamaño que una uña y que se coloca mediante adhesivo o cemento especial sobre la cara externa de un diente.

La carilla dental permite de una manera menos invasiva y en algunos casos sin tallar el diente, corregir la forma, posición y color de los dientes y recuperar la estética de la sonrisa.

Una vez colocada la carilla se siente y funciona como un diente blanco, bonito y normal.

Corona dental

La corona dental especialmente las coronas de circonio y las coronas 100% porcelana también empleadas en odontología para satisfacer los requisitos estéticos de los pacientes.

La desventaja con respecto a las carillas dentales, es que la corona dental necesita siempre la preparación y tallado del diente a rehabilitar.

Sin embargo, es necesario optar por este tratamiento cuando queremos recuperar la estética de un diente cuya estructura dental esta muy destruida o cuando queremos rehabilitar (sin implantes dentales) una sonrisa cuando haya ausencias de dientes (ya que las carillas necesitan apoyarse sobre un diente y no se pueden colocar donde no hay diente).

Mediante la corona dental se puede fortalecer un diente debilitado (por ejemplo después de la endodoncia), ya que lo refuerza porque cubre el exterior de todo el diente.

En prótesis dentales también se puede hacer un puente de circonio donde la corona dental es parte de la unión del puente fijo que reemplaza los dientes ausentes.