Para mantener una optima salud oral, la Asociación Dental Americana recomienda visitas regulares a intervalos determinados por un Odontólogo..

La frecuencia de la visita regular debe ser de acuerdo al profesional odontológico y correspondiente al estado de salud oral y el historial clínico.

Factores de riesgo individuales ayudan a dictar la frecuencia de la limpieza necesaria anualmente para prevenir cualquier enfermedad en las encías; pacientes con alto riesgo se van a beneficiar con frecuencias mayores en las visitas dentales, mientras aquellos con bajo riesgo obtendrán los mismos beneficios con menor número de citas al año.

La clave es que un cuidado oral personalizado es una necesidad para la buena salud oral.